CUATRO TRUCOS PARA SACARLE PARTIDO A TU COMIDA CON UNAS GOTITAS DE VINAGRE DE JEREZ

Cuatro trucos para sacarle partido a tu comida con unas gotitas de Vinagre de Jerez

Es ideal para maceraciones de frutas, así como pare mejorar ciertos rebozados. 

9 de julio 06:00 9 de julio 06:00 Natalia Martínez

Jerez de la Frontera

El Vinagre de Jerez, con más de 3.000 años de tradición, sigue siendo un elemento esencial en la gastronomía moderna. Este condimento, elaborado a partir de vinos de Jerez y protegido por la Denominación de Origen, aporta una elegancia única a los platos gracias a su acidez y rica paleta de aromas. 
Sobre él habla el libro Vinagre de Jerez: El mejor aderezo del mundo, una guía completa para conocer todas las propiedades, los diferentes tipos y los usos culinarios de este ingrediente: desde su uso en recetas más clásicas hasta en otras de alta cocina firmadas por chefs como Martín Berasategui o Ángel León, que se pueden consultar en el libro.

Tipos de vinagre de Jerez

Vinagre de Jerez 

Este vinagre envejece entre seis meses y dos años en barricas de madera. Su color ámbar intenso y reflejos caoba, junto con su perfume que recuerda a frutos secos, lo convierten en el aderezo perfecto para reducciones, salsas, aliños y escabeches. Su uso es ideal en recetas que requieren un toque de acidez equilibrada y complejidad aromática.

Vinagre de Jerez Reserva

Con un envejecimiento de entre dos y diez años, el Vinagre de Jerez Reserva presenta un color caoba intenso y un aroma que evoca la vainilla y los frutos secos, resultado de su paso prolongado por madera. Este vinagre es ideal para enriquecer sopas frías como el gazpacho y la vichyssoise, aportando profundidad y un sabor sofisticado.

Vinagre de Jerez Gran Reserva

Este vinagre debe superar los diez años de envejecimiento, lo que le confiere un color caoba profundo y una textura sedosa. Sus aromas y acidez están más concentrados, haciéndolo perfecto para platos como el salmorejo, las verduras al horno y las ensaladas. Su capacidad para intensificar los sabores lo convierte en un ingrediente esencial en la cocina gourmet.

Vinagre de Jerez al Pedro Ximénez 

Envejecido un mínimo de seis meses, este vinagre toma su nombre y características organolépticas de los vinos elaborados con uvas Pedro Ximénez. De color oscuro y denso, es semidulce y su aroma recuerda a frutas pasificadas, regaliz y torrefactos. Es el complemento perfecto para carnes y un excelente aliado en postres y quesos, aportando un contraste dulce y ácido.

Vinagre de Jerez al Moscatel

Este vinagre también envejece un mínimo de seis meses y adquiere las cualidades florales y vivaces de los vinos de Moscatel. Es especialmente idóneo para ensaladas y aliños que contienen frutas y cítricos, proporcionando un toque fresco y aromático que realza el sabor de los ingredientes.

Usos de los vinagres de Jerez 

El Vinagre de Jerez, en sus diversas variedades, se adapta a una amplia gama de preparaciones culinarias, desde las más tradicionales hasta las innovaciones de la alta cocina. Su versatilidad y elegancia lo han consolidado como un condimento indispensable en la gastronomía, capaz de transformar y elevar cualquier plato con tan solo unas gotas.
 
1. Macerar las verduras para realzar su sabor
El Vinagre de Jerez es ideal para potenciar el sabor de las verduras en sopas frías como el gazpacho. Basta con macerar las verduras, como el tomate y el pepino, durante una noche en la nevera con un chorro de vinagre. Opta por el Vinagre de Jerez o el Vinagre de Jerez Reserva para dar un extra de sabor.
 
2. Rebozados más aireados y ligeros
Para conseguir rebozados perfectos en pescados o verduras, añade unas gotas de Vinagre de Jerez a la masa de tempura o al huevo batido antes de freír. Este truco garantiza una textura más aireada y ligera, elevando la calidad de tus frituras.
 
3. Marinar carnes para barbacoa
Dale un toque gourmet a tus barbacoas marinando la carne con una mezcla de Vinagre de Jerez, aceite de oliva, sal y especias. Deja reposar la marinada durante al menos cuatro horas antes de cocinar. Esta técnica no solo ablanda la carne, sino que también infunde sabores intensos y deliciosos.
 
4. Condimentar frutas para potenciar los postres
Las fresas con vinagre son un clásico, pero puedes llevar este postre a otro nivel. Macera las fresas con azúcar, Vinagre de Jerez y un toque de Vinagre de Jerez al Pedro Ximénez durante una hora. Sirve con helado o yogur para un postre refrescante y sofisticado.
© El Español

2024-07-09T06:14:13Z dg43tfdfdgfd