¿SE TE PASó LA SAL AL COCINAR? SALVA TU COMIDA CON ESTOS INGREDIENTES

Pasarnos de la mano con la sal es un error común que a todos nos ha pasado alguna vez. Pero no cunda el pánico, porque existen algunos trucos culinarios que pueden ayudarte a rescatar tu platillo y evitar que termine en la basura.

Aquí te compartimos algunos ingredientes que puedes utilizar para contrarrestar el exceso de sal en tu comida:

1. Papa:

Este humilde tubérculo es un gran aliado en la cocina, y también en este tipo de situaciones. La papa tiene la capacidad de absorber el exceso de sal, por lo que puedes agregar una o dos papas peladas y cortadas en trozos a tu guiso, sopa o salsa. Cocínala junto con el resto de los ingredientes y retírala antes de servir.

2. Arroz:

Al igual que la papa, el arroz también es un buen absorbente de sal. Puedes agregar un poco de arroz crudo a tu preparación y cocinarlo junto con los demás ingredientes. Luego, cuela el arroz antes de servir para eliminar el exceso de sal.

Leer también
Evita que tu cuerpo se deshidrate y sigue esta regla clave para cuidar tu salud en los días en los que hay elevadas temperaturas

Aunque existe una gran variedad de estilos y todos pueden ser deliciosos, este es el mejor ceviche del mundo, según Taste Atlas

3. Azúcar:

Un toque de azúcar puede ayudar a equilibrar el sabor de tu comida y contrarrestar el amargor que produce la sal en exceso. Comienza agregando una pizca de azúcar y prueba tu platillo nuevamente. Si es necesario, puedes agregar más azúcar poco a poco hasta obtener el sabor deseado.

4. Vinagre o jugo de limón:

Los ácidos como el vinagre o el jugo de limón pueden ayudar a realzar los sabores de tu comida y disimular el exceso de sal. Agrega unas gotas de vinagre o jugo de limón al gusto y prueba nuevamente.

5. Crema o leche:

Si tu platillo lo permite, puedes agregar un poco de crema o leche para suavizar el sabor y crear una textura más cremosa. Esto ayudará a enmascarar el exceso de sal y hacer que tu comida sea más agradable al paladar.

6. Hierbas frescas:

Las hierbas frescas como el perejil, la albahaca o el cilantro pueden aportar un toque fresco y aromático a tu comida, lo que ayudará a desviar la atención del exceso de sal. Pica finamente las hierbas y espárcelas sobre tu platillo antes de servir.

7. Jitomate:

El tomate, ya sea fresco o en forma de salsa, puede ayudar a equilibrar el sabor de tu comida y aportar un toque ácido que contrarreste el exceso de sal. Agrega un tomate fresco picado o un poco de salsa de tomate a tu platillo y cocina hasta que se integre bien.

Recuerda que la clave está en utilizar estos ingredientes con moderación y probar tu comida constantemente para asegurarte de no agregar demasiado de ninguno de ellos. Con un poco de paciencia y creatividad, podrás salvar tu comida y disfrutar de un platillo delicioso.

¡No te desanimes! Con estos trucos, podrás convertir un error culinario en una deliciosa experiencia.

2024-05-10T20:50:13Z dg43tfdfdgfd